Carboxiterapia:


¿Qué es?

La carboxiterapia es un tratamiento estético que consiste en la aplicación de inyecciones de gas carbónico por debajo de la piel para eliminar la celulitis, estrías, grasa localizada y la flacidez de la piel, esto debido a que el gas carbónico inyectado estimula la circulación celular y la oxigenación de los tejidos. Tiene diversas aplicaciones, cuando se realiza en el rostro aumenta la producción de colágeno; en el caso de los glúteos reduce la celulitis y combate la grasa localizada destruyendo las células de grasa, pudiendo ser utilizado en el abdomen, brazos y muslos. Para obtener los beneficios y resultados duraderos de la carboxiterapia el procedimiento debe realizarse por un dermatólogo, fisioterapeuta dermatofuncional o biomédico con certificación en estética.

¿Para qué sirve y cuáles son los Beneficios?

La carboxiterapia es un procedimiento estético que puede utilizarse para varios objetivos, como:

Celulitis:

porque elimina la grasa localizada a través de la ruptura de los adipocitos, que son las células que almacenan grasa. Asimismo, aumenta la circulación sanguínea y el drenaje linfático en la región.

Estrías:

porque estira los tejidos de la región y las rellena con gas, estimulando la producción de colágeno, permitiendo que las cremas aplicadas en la piel se absorban mejor.

Grasa localizada:

porque elimina la grasa localizada a través de la ruptura de los adipocitos y mejora la circulación sanguínea de la región donde se aplica el tratamiento.

Flacidez:

porque favorece la producción de fibras de colágeno que le dan firmeza a la piel;

Ojeras:

porque reduce la inflamación, mejora la circulación y ayuda a clarear la piel de esta zona, entre otros. El número de sesiones depende del objetivo de la persona, de la región y del cuerpo de la persona. Normalmente el número de sesiones debe ser indicado después de una evaluación corporal.


Nuestras Prácticas